¿Necesita mi empresa realizar una 'due diligence'? ¿En que consiste?

En principio no es el caso habitual de las empresas, a menos que estén en un proceso de compraventa de la sociedad o en una ronda de financiación, en cuyo caso es un  requisito, ya que cualquier irregularidad que aparezca en el proceso puede afectar directamente a la valoración de la empresa, también es común hacerlas cuando hay un cambio de administración.

La “due diligence” es una revisión exhaustiva en la que la sociedad evaluada tiene que demostrar que cumple con determinados requerimientos contables, fiscales, protección de datos, seguridad, etc…, es decir verificar que las distintas áreas de la empresa cumplen con todas sus obligaciones, y si no fuera así que riesgos legales comportarían dichos incumplimientos.

Lo habitual es que sea el comprador o el inversor los que soliciten a la Pyme que se realice la due diligence, en cuyo caso suelen pedir exclusividad en el proceso de negociación mientras se hace. La duración puede variar en cada caso, va a depender de cuanto tarde la empresa en facilitar al consultor toda la información solicitada en el checklist previamente entregado a la sociedad y otro factor es el tipo de due diligence solicitada, puede ser completas o limitadas a algunos aspectos o áreas, por ejemplo en una startup o compañía que lleve poco tiempo hay marcadores que no se van a cumplir, por lo tanto no se incluyen en el análisis.

Aparte de la exclusividad otra factor clave es la confidencialidad tanto si se llega a un acuerdo como si no.

El Auditor encargado de llevarla acabo, en caso de que la empresa incumpla algunos parámetros, debe valorar el riesgo legal y su impacto económico. Una vez identificadas las posibles irregularidades la empresa puede corregirla si ello es posibles y en caso contrario suele ser un factor en la negociación a la baja en la valoración de la sociedad.

También se pueda dar el caso que sea la propia Pyme la que decida someterse voluntariamente a una due diligence como ejercicio de saber si todos los datos que manejan son reales y conocer perfectamente la “salud” de su empresa antes de comenzar un proceso de venta, dándole la gran ventaja de subsanar cualquier irregularidad antes de salir al mercado.

FUENTE: ADADE CENTRAL

*Para recibir más información, suscribase gratuitamente al boletín de noticias de ADADE/E-CONSULTING

Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa